Situaciones incómodas. De nuevo me he tropezado en el mar…

Si, si, habéis leído bien.

No tuve suficiente con tropezarme una vez, ayer decidí que era un buen momento para darme otra nueva leche en el mar, y esta vez con muchos espectadores en la playa…

Entré en el agua con mis chanclas de dedito, un gran error por mi parte lo se…Mi marido me dijo «entra rápido, y no te pares donde rompe la ola», y yo que hice, entrar con un pato mareado, muy lenta y me paré justo, justo donde rompe la ola…

Y de nuevo la ola me empujó y me caí de culo al agua sobre piedras de canto rodado (menos mal que eran de canto rodado, sino encima me habría roto el biquini).

instagramcapture_31fc6008-3d67-4b2c-8b7f-00b5c151ed43

 

Lo que si que me rompí fue una de mis chanclas, torciéndome además el pie..

Me puse de una mala leche que ni siquiera el agua fría me calmó, insulté al mar al dios Neptuno y a su puta madre…

Luego salí del agua con la dignidad que pude (muy muy poca) y una sola chancla.

Tras esta nueva leche que me dí, llegué a una gran conclusión, más bien tuve una epifanía, NO ESTOY HECHA NI PARA EL MAR, NI PARA LA PLAYA Y MUCHO MENOS SI ES DE PIEDRAS…

Por lo tanto si me buscáis estaré por la ciudad, por montaña o en una piscina…

Feliz semana a todos!!