La sinceridad de los niños.

Buenos días desde la Luna!

Hoy os voy a hablar de algo que he descubierto desde que tengo un hijo, y es la increíble sinceridad de los niños. Si, si, sinceridad, algo que cada vez es más escaso en nuestra sociedad. Pero en los niños pequeños no, hasta que se les enseña a mentir por supuesto.

Me impresiona la calma y tranquilidad que demuestran cuando te dicen lo que piensan, así sin más, sea lo que sea.

Decidí hacer esta entrada, tras una divertida conversación que tuve con mi hijo el día de mi cumpleaños, la cual ilustro en el siguiente dibujo.

la-sinceridad-de-los-ninos

Me dejó sorprendida y a la vez divertida, pues al decirle mi edad me dijo que solo era «medio vieja», con todo su cariño, pues entendí que era un piropo, jejejeje, si un piropo, pues solo era «medio vieja» y no vieja del todo, jejejejje

Este es uno de los muchos ejemplos de esa maravillosa sinceridad que tienen los niños, y creo que esto debe propiciarse no cortarlo, pues opino que no es bueno enseñar a mentir a los niños, sino que deberían decir siempre la verdad, aunque a veces se considere que «duele», pensad que siempre lo dicen con cariño 😉