La sinceridad de los niños.

Buenos días desde la Luna!

Hoy os voy a hablar de algo que he descubierto desde que tengo un hijo, y es la increíble sinceridad de los niños. Si, si, sinceridad, algo que cada vez es más escaso en nuestra sociedad. Pero en los niños pequeños no, hasta que se les enseña a mentir por supuesto.

Me impresiona la calma y tranquilidad que demuestran cuando te dicen lo que piensan, así sin más, sea lo que sea.

Decidí hacer esta entrada, tras una divertida conversación que tuve con mi hijo el día de mi cumpleaños, la cual ilustro en el siguiente dibujo.

la-sinceridad-de-los-ninos

Me dejó sorprendida y a la vez divertida, pues al decirle mi edad me dijo que solo era “medio vieja”, con todo su cariño, pues entendí que era un piropo, jejejeje, si un piropo, pues solo era “medio vieja” y no vieja del todo, jejejejje

Este es uno de los muchos ejemplos de esa maravillosa sinceridad que tienen los niños, y creo que esto debe propiciarse no cortarlo, pues opino que no es bueno enseñar a mentir a los niños, sino que deberían decir siempre la verdad, aunque a veces se considere que “duele”, pensad que siempre lo dicen con cariño 😉

0 Respuestas

  1. ¡ pero que graciosos XD! ¡ me lo como! ¡jajajja!
    La verdad es que la espontaneidad y la inocencia de los niños nunca deja de sorprendernos a todos y no debería de perderse..
    Un saludo

  2. Interesante lo que dices. También me gustaría que fuera así pero para eso tendría que cambiar toda la estructura social aun más si una cultura esta basada en ese tipo de mentiras y tienes que aprender a mentir para sobrevivir. Algunas más que otras pero ninguna se salva. Mentimos todo el tiempo sin darnos cuenta. El tiempo que llevo viviendo en holanda me ha enseñado a ser más reservada y directa con lo que digo. He cambiado sin darme cuenta y tal vez aun no soy tan directa como un holandés. sin embargo cuando hablo con mis conocidos y amigos de mexico me dicen q soy muy grosera por decir las cosas tal cual las pienso sobre un tema que en mi cultura están acostumbrados a tratar con rodeos y suavizante. Venga que este cambio me ha costado más de más de una exclusión. Esas mentiras son de utilidad para facilitar a a uno la convivencia social

  3. Muy interesante lo que comentas Sandra, es verdad que en esta sociedad se considera “bueno” mentir para sobrevivir…Pero en mi casa opinamos que no se debe mentir, pues no lleva a nada bueno (lo se por experiencia). El problema es que mucha gente no está acostumbrada a que le digan las verdades a la cara…y bueno a mi también me ha pasado que se enfadan conmigo por decir la verdad… Nosotros a nuestro hijo no queremos mentirle y que no nos mienta, creemos que eso ayuda a una convivencia sana 😉
    muchas gracias por tu comentario guapetona!!