Festividad 9 de octubre, día de la Comunidad Valenciana y día de la Mocaorà

Historia de la festividad

Desde el siglo XIV, que es cuando se conmemoró el primer centenario de la conquista de la ciudad de Valencia hasta el día de hoy, se ha rememorado la celebración del 9 de Octubre con actos muy diversos, fiesta que ha ido evolucionando según las circunstancias políticas y el sentimiento patriótico de los valencianos. La procesión cívica con los estandartes identificativos de nuestra historia y la acción de gracias en la Catedral Valentina por el hecho de la incorporación de las tierras valencianas a la Cristiandad no ha perdido su sentido original. Actualmente, el símbolo externo más significativo de la celebración es la Señera Real, que ha representado la exaltación de la sensibilidad y emotividad de ser y sentirse valenciano durante siglos y el símbolo emblemático de una entidad política propia. Podemos enorgullecernos de esta conciencia de identidad que tenemos los valencianos.

poster-fegreppa-dia-mocadora-sant-dionis-2008

Qué es la Mocaorà**

La Mocadorà (de la pronunciación en valenciano de mocadorada, que significa literalmente «pañuelada») es una celebración popular de la ciudad de Valencia y circundantes, que tiene lugar el día de la Comunidad Valenciana (9 de octubre), que asimismo es el día de San Dionís (en castellano, San Dionisio), patrón de los enamorados valencianos

La tradición de la mocadorada se remonta al siglo XVIII, cuando tras la Guerra de Sucesión, los Decretos de Nueva Planta prohibieron la celebración de la entrada de Jaime I en Valencia. Como respuesta a la prohibición borbónica, el gremio de confiteros de la ciudad de Valencia decidió hacer dulces con forma de los petardos prohibidos, iniciando así una costumbre que se ha mantenido hasta la actualidad. Por su forma fálica o redonda recordaban los órganos sexuales masculinos y femeninos. Son los llamados piuleta i tronador (nomenclatura que también tiene una connotación sexual muy presente. Piula o piuleta (petardo pequeño en español) es, también, una forma vulgar de nombrar al pene en valenciano (sobre todo si es pequeño); el tronador, es un petardo más grande muy ruidoso (trueno en lenguaje pirotécnico castellano), también tiene forma fálica.

Junto con la piuleta y el tronador también se fabricaban pequeñas frutas y hortalizas, que según la creencia popular hacían referencia tanto a la fertilidad de la Huerta de Valencia, como a las hortalizas que los moros regalaron a la reina Doña Violante de Hungría (esposa de Jaime I).

Ya desde los comienzos, los dulces iban envueltos en un pañuelo (mocador en valenciano) y todo junto, dulces y pañuelo, constituía el regalo para la mujer amada. Poco a poco, el pañuelo dio nombre a la festividad.

Por esta tradición, muchos valencianos consideran el 9 de octubre como el día de los enamorados (su San Valentín particular). También es tradición que las mujeres conserven todos los pañuelos que su pareja les regala año tras año desde que comenzaran a salir (son una prueba de amor y como tal son conservados).

 

mocaora-ig

FELICIDADES A TODOS LOS VALENCIANOS Y VALENCIANAS!!!

 

Fuente de texto e información

*La Festivitar del 9 d’octubre a través de les cróniques.

**Definición en Wikipedia

3 Respuestas

  1. leticiapardomonzo

    ¡me encanta la entrada de hoy! Creo que hay mucha gente que todavía no sabe que es una tradición muy antigua pero preciosa.
    Aunque a mi nadie me la regala 🙁
    ¡No esta de mas recordarla!
    Preciosa y ¡Vixca Valencia!

  2. Diana

    Me alegra que te guste la entrada y esta bonita tradición 😉 Además los dulces están buenísimos!! 😉